UNAS REFLEXIONES SOBRE EL LANZAMIENTO.

Septiembre 2020.



Otra entrega muy inspiradora de nuestro amigo y colaborador Fernando Mosso.

El arte del lanzado a mosca radica en la necesidad de hacer ajustes en el lanzamiento permanentemente, ya que el lanzamiento cambia constantemente por muchísimos factores que podríamos enumerarlos por decenas; condiciones del viento cambiantes todo el día, obstáculos detrás, diferentes distancias de pesca de un cast a otro, cambios de dirección, lastre, corrientes, diferentes tamaños de mosca, líder de diferentes largos y composiciones, cañas con diferentes largos, acciones, velocidades de recuperación y peso, líneas de todo tipo, diferentes velocidades de casteo, diferentes condiciones de luz, etc. etc.

Para poder hacer estos ajustes con éxito hace falta tener un cierto grado de conocimiento para comprender lo que se necesita ajustar en ese cast, además de una excelente técnica.
Un buen caster en general tiene conocimiento sobre la mecánica del lanzado y las habilidades necesarias para manejar la caña a su gusto. Es a mi entender la única manera de ejecutar con simpleza y eficiencia el lance que necesite en cada situación de pesca.

Todo ajuste que se quiera hacer debe visualizarse mentalmente, interpretando qué debe hacer y porqué. Uno debe ser un intelectual del cast,. Si no sabe exactamente qué tiene que hacer y porqué, el tema se complica y el porcentaje de buenos lances se reduce drásticamente (de la comprensión a la ejecución decía Albert Einstein).

Cuando tenga claro lo que debe hacer, podrá ejecutar lanzamientos consistentes y sin esfuerzo. Para mí la clave para ser un excelente lanzador está en:
1ro. en la comprensión de la física esencial que interviene en esta disciplina, ya que el propósito y el lance pueden cambiar, pero la física fundamental del mismo jamás.
2do. en la práctica; pero con un plan, un entrenamiento pensado y dirigido.

El estilo es algo que no se elige, más bien lo adopta de forma natural cada casteador, según su ergonomía física, lo que le dará un swing con movimientos únicos y personales, llamado estilo. Carl Mac Neil, Tim Rajjef, Brucd Richards o cualquier otro maestro del lanzado, cuando uno los ve castear, ve todo fácil y efectivamente para ellos lo es, ya que saben que tiene que hacer en todo momento y después han practicado bajo esa consigna durante años.

Les aseguro que quien esté realmente dispuesto a ser un gran lanzador podrá lograrlo siguiendo algunos pasos simples.
Espero les guste esta reflexión y quedo a su disposición.




< VOLVER