TOP FIVE - DIEGO OLIVER




Miembro fundador de Patagonia Nomads Outfitters, experimentado deportista de montaña e incansable explorador de nuevas aguas para pescar, Diego Oliver es uno de los guías de pesca más buscados en Patagonia Norte. Acá nos cuenta de su cinco lugares favoritos de pesca y de paso revela importantes consejos para tener éxito en cada uno de ellos.

Después de haber guiado por más de 20 años en la provincia del Neuquén y haber tenido la suerte de recorrer algunas otras provincias del Sur, puedo decirte que estos son mis 5 lugares preferidos y no solo por la pesca, sino porque cada uno tiene una belleza y magia especial que hacen que al final del día, aunque haya sido un día duro de pesca, igual lo podamos disfrutar al máximo.




PRIMER PUESTO: RIO MALLEO

No importa el momento de la temporada en que lo pesquemos siempre este río produce muy buenos peces, especialmente si lo que más nos gusta es la pesca con mosca seca, este es el sueño del pibe. Existen miles de eclosiones durante la temporada e incluso durante el día, y si la cosa se pone difícil nada que un Beetle no pueda solucionar. Si lo que buscan es un río para ninfear, también lo encontraron, innumerables correderas para disfrutar. Y si lo nuestro es streamers siempre hay alguna buena marrón dispuesta a colaborar.
Lo otro que me atrae de este rio es la variedad de aguas que tiene desde las nacientes en el lago Tromen y su paso por el Parque Nacional Lanín, donde encontramos aguas lentas, profundas y fondos arenosos, hasta la mitad inferior en donde el agua se acelera y el fondo es pedregoso.




SEGUNDO PUESTO: LIMAY MEDIO

Este río es el más grande y caudaloso de los que conozco, debido obviamente a que está debajo de tres represas y que junta todas las aguas del sistema del Limay Superior sumado al Sistema del rio Collón Cura
Esto hace que en los primeros 10 a 20 km de la última represa el agua sea más fría que el resto del río y por lo tanto se agrupen gran cantidad de truchas residentes y especialmente de migratorias.
La pesca es realmente excelente, la mayoría de los pescadores van en busca de la trucha marrón de su vida y para esto utilizan especialmente líneas de hundimiento en todos sus calibres para poder llegar a lo más profundo de los pooles. Las moscas son otro mundo; pueden ser las clásicas, las más largas y livianas que hallamos visto o directamente las más pesadas e incasteables, lo que sea para que esa migratoria se prenda y podamos aunque sea tener la satisfacción de pelearla unos segundos.
Pero hay otro mundo también en el Limay y es el de la mosca seca. Puede llegar a ser igual o más técnico que el Malleo y en varias ocasiones, ni el más experimentado logra pescarlas.
Pero este rio es uno de los más variantes y divertidos, y tiene unos paisajes y atardeceres increíbles. Me encanta porque ya solo la sensación de verlo por primera vez en el día hace que toda la adrenalina baje y pongas lo mejor de vos para buscar ese pez. También puedo decirte que este rio puede aleccionar al mejor pescador que se te ocurra. He visto gente con una sonrisa a primera hora y con la cola entre las patas y agotado al final del dia… pero siempre querés volver.




TERCER PUESTO: RIO FILO HUA HUM

Creo que este es el valle más hermoso de la zona y el río más limpio y cristalino que vi en mi vida. Este río se caracteriza por no tener grandes eclosiones ni cantidad de truchas, pero sí prevalecen las marrones y de muy buenos tamaños.
La pesca es técnica, no es fácil. Por lo general hay que caminar y encontrarlas, y pueden estar en lo más bajo del rio o en el fondo del pool, lo cierto es que son especialistas en camuflarse con el fondo del rio. Pero cuando las descubrimos podemos acercarnos literalmente hasta 2-3 mts, ahora sí…, te dan un solo tiro; si hacemos las cosas bien es nuestra y si no, la vemos desaparecer lentamente y debemos emprender la búsqueda nuevamente.
Pero no hay nada más placentero y emocionante que pescar la trucha que buscamos y luego encontramos.




CUARTO PUESTO: LAGO PAIMUN

Para los que les gusta pescar lagos, Creo que éste es el mejor lugar de todos, a mí me encanta.
Tenemos la posibilidad de pescar en el mismo día 3 lagos en realidad, porque en un rango de 15 minutos podemos estar en el lago Paimún, lago Huechulafquen o lago Epulafquen. Estos tres están conectados por estrechos y es solo pasar de uno a otro, según las condiciones climáticas, las olas y o hasta de que especie estamos buscando.
La temporada va desde noviembre a fin de abril, y no importa que mes sea, siempre hay buena pesca, solo hay que saber dónde encontrarlas. La pesca con libélulas, chernobyls o incluso con moscas chicas, puede ser increíble. Cuando buscamos truchas más grandes la pesca de streamers es súper productiva y podemos encontrar truchas realmente grandes y de cualquier especie; arco iris, marrones, fontinalis y hasta salmones encerrados.
El escenario de este lugar es único y casi en cualquier momento que miremos hacia arriba vamos a tener al volcán Lanín en primera plana.




QUINTO PUESTO: RIO COLLÓN CURÁ

Este río es el caballito de batalla de la zona, me animo a decir que no hay oportunidad que nos deje a gamba, no importa si son principiantes o expertos, todos pescan y todos se divierten.
Este río junta las aguas de prácticamente todos los existentes de la zona en algún punto y se convierte en el más grande después de que el Chimehuín se suma a él.
La pesca por excelencia es con streamers en el momento que sea, pero la mosca seca no se queda atrás y existen unas eclosiones únicas como los gusanitos de los sauces y los minows, responsables de que grandes peces se acardumen y la pesca sea única y excitante. Si no tenemos esa mosca en la caja, podemos armar el mate y disfrutar el espectáculo porque no vamos a pescar nada, en esas situaciones estos peces son así de específicos.
Este río además tiene unos canales, especialmente a principio de la temporada, que nos dan la oportunidad de pescar aguas chicas y protegidas del viento. Canales que más adelante en el verano desaparecen.
Finalmente, el Collón Cura en abril y mayo no tiene nada que envidiarle al Limay medio en el calibre de las marrones migratorias, depende de la cantidad de agua y clima, pero podemos encontrar el trofeo de nuestras vidas. Personalmente ahí tengo mi récord.




< VOLVER